Personas nutrientes y tóxicas.

¿y tú en que bando estás?

Las personas nos dividimos entre: «nutrientes y tóxicas».

Las personas nutrientes son las que cuando estás con ellas, te sientes bien,  cómodo, puedes ser tú mismo.

No estás a la defensiva, porque sabes  que te respetan y te aprecian, tal cual eres. 

Sientes que así como eres, es suficiente y no te sientes presionado a actuar de otra manera. La sensación es que el cariño y la aprobación, están dados por hecho.

Entonces te relajas y te dedicas a disfrutar del encuentro, uno siente que no sale herido del mismo, sale fortalecido, o al menos, con una sonrisa en la boca, con ganas de volver a estar juntos lo antes posible.

Con una persona nutriente: «te sientes como en casa», no hace falta ni hablar y cualquier cosa que hagas o – no hacer nada – es igual de placentero. 

pareja-feliz-sana-830x456

¿Cómo puedo ser una «persona nutriente»?

¿TE QUIERES Y CUIDAS LO SUFICIENTE?

Características de las personas nutrientes:

1- Tienen una buena Autoestima: ponen límites claros, se quieren y se cuidan por dentro y por fuera, se tratan bien a sí mismos, son positivos/realistas, honestos, con sentido de humor, tienen una vida plena. 

2- No pierden tiempo hablando mal de los demás, ni quejándose. Es difícil que una persona nutriente/sana, pierda tiempo quejándose (porque siempre están buscando soluciones) y mucho menos hablando mal de los demás (porque respetan las diferencias). 

3- Dicen claramente sí o no y suelen cumplir su palabra. Son personas de fiar, leales, honestos  – aunque lo que tengan que decir no sea agradable o conlleve un conflicto. 

4- Son personas positivas – siempre miran el lado lleno del vaso, buscan soluciones, te animan, confían en ti, se alegran realmente de tus logros y sufren también con tus problemas. 

5- Estarán contigo en las malas – y también en las buenas – sabes que puedes contar con ellos desinteresadamente, que harán lo posible por acompañarte o ayudarte dentro de sus posibilidades, sin esperar nada a cambio.

 beneficios-abrazos

Todos deberíamos aspirar a ser personas nutrientes, la mayor parte del tiempo.

Es importante hacernos esta pregunta: ¿qué dirían mis hijos, pareja, amigos, etc, acerca de mí?…

¿Cómo es estar conmigo;  es un rato nutriente o tóxico?…por momentos todos caemos hacia abajo a la zona de la toxicidad, pero es fundamental, estar poco tiempo allí para hacernos y hacer el menor daño posible.

Recobrar el equilibrio emocional y las ganas de hacerlo bien como persona, es el objetivo fundamental. Tenemos que recordar; tratar a los demás, como nos gustaría ser tratados.

Personas tóxicas – características.

Según el Eneagrama, hay 9 tipos de caracteres o eneatipos: ira, orgullo, vanidad, envidia, avaricia, miedo, gula, lujuria y pereza  – * En este blog, puedes encontrar mi artículo sobre el Eneagrama – cuando la persona está en modo «enfermo» son los 9 caracteres igual de tóxicos, por diferentes motivos. Cada uno manipula el entorno de maneras diferentes. La buena noticia es que con trabajo personal es posible ir subiendo de nivel, del grado enfermo al sano y ahí ya es posible amar en condiciones, o ser una persona nutriente.

Pero mientras permanecemos inconscientes de nuestro ego, vamos a ser bastante tóxicos a saber:

1- Las personas tóxicas, son personas negativas, pesimistas, dramáticas, van de víctimas: todo lo malo les pasa a ellos, también intentan echar por tierra  tus esperanzas o alegrías, es el típico «aguafiestas». Manipulan preocupando a los demás, generando tensión y mal ambiente. Te sientes mal en su presencia, nervioso, cansado, con ganas de irte rápidamente. También culpable de las que cosas te vayan bien y contárselo, porque en el fondo sabes, que no te desean todo el bien, que deberían.  El lema parece ser:  «si yo estoy mal, tú también lo estarás» , es decir el veneno se ha esparcido y ya te quedas con una sensación de haber hecho algo malo. He aquí la «toxicidad».mujer-con-envidia

2- Personas manipuladoras, mentirosas, explotadoras:  manipulan el entorno con su inteligencia usada para el mal  y su «mal genio». Meten miedo, son orgullosos, se creen los dueños de la razón, te hacen sentir «pequeño», tonto, insuficiente. Gritan, hablan fuerte, se hacen notar,  como si fueran más que tú o tuvieran más derecho. Mienten, transgiversan la verdad, meten cizaña, «divide y vencerás». Se aprovechan de los más débiles en su beneficio, hablan de tí a escondidas y mucho más. El veneno se ha esparcido correctamente para ellos, si efectivamente logran intimidarte, que baje tu autoestima, tu confianza en tí mismo, que tengas miedo de terminar con la relación o si intentas «comprarlos» para que te acepten, si te vas a tu casa – si esto sucede en un ámbito laboral – y sigues pensando en ellos el resto del tiempo libre.

 

3- Manipulan con la enfermedad. La sensación es que te tienes que sentir mal porque tu no estás enfermo, que tienes que estar 24 horas a su disposición, que lo suyo es terminal – aunque no lo sea – y exige de ti atención plena, que dejes de vivir tu vida para atenderlos y escucharlos.  Te hacen sentir mal si sales a disfrutar, o a distraerte, si tienes planes, etc. Todo lo que sea salir de su entorno y hacer lo que ellos no pueden – o no quieren. El veneno se ha esparcido correctamente para estas personas si efectivamente te sientes mal por estar sano y por querer vivir la vida – y poco a poco también enfermas – para darles el gusto a nivel inconsciente.

Si te reconoces en algunas de estas características, espero que no te gustes y que esto te sirva para conocerte mejor y saber que esa misma energía que utilizas para manipular, la puedes usar a tu favor.

Ser nutriente/sano, te va a traer múltiples beneficios, relaciones sanas, Amor, plenitud en todos los sentidos. Una vida bien aprovechada y cumpliendo tus sueños uno a uno. No te pierdas esta gran oportunidad. cropped-vivir-tus-dones-y-sanar-tus-heridas.jpg

 

 

A %d blogueros les gusta esto: